Los bosques catalanes sufren de la sequía estival

El CREAF ha presentado el informe anual de la Red de monitorización del estado de los bosques de Cataluña (DeBosCat) correspondiente al 2016, un año caracterizado por su verano extremadamente cálido y seco. La sequía del año pasado ha afectado a muchos bosques catalanes, un 2,2% (30.052 ha) de la superficie boscosa de Cataluña presenta mortalidad, decoloración o defoliación de los árboles.

Casi un 60% de las zonas forestales afectadas por la sequía corresponden a afectaciones causadas por el verano del 2016. De estas afectaciones, un 75% se encuentran en zonas donde llovió menos de la mitad de lo normal, principalmente en las comarcas El Pallars Jussà, Anoia y la Alta Ribagorça. Las especies más perjudicadas han sido los Robles y las Encinas.

Se puede leer la noticia completa en la página web Ecoticias.com.

La sequía estival ha afectado principalmente a los árboles frondosos, como los Robles y las Encinas.

(Basado en Ecoticias.com)